Limpieza y Cuidado de Seda:

Tu seda es especial: ¡Trátala de esa manera!

Hay algunas reglas importantes en el cuidado de seda:

Arrugas: Elimina las arrugas colgando la seda durante la noche. Para las arrugas difíciles, volteé de adentro hacia afuera, humedezca el artículo, y planche al nivel más bajo.

Detergentes: ¡Nunca use cloro o detergentes para combatir las manchas! Son altamente dañinos para la seda. Utilice únicamente detergentes especializados para el lavado de seda.

Lavado: trate la seda como un producto delicado – lave a mano en agua tibia o lave a máquina en agua fría en el ciclo delicado.

Secado: la seda es fuerte cuando está seca, pero débil cuando está húmeda – seca en secadora a nivel baja o, mejor aún, seca al aire libre. ¡Nunca exprima la seda!

¿Quiere más información sobre cómo manejar la seda? ¡Haga clic aquí!