Hay algunas reglas importantes para cuidar de la seda:

Arrugas: Elimine las arrugas menores colgando durante la noche. Para las arrugas difíciles, dé la vuelta, humedezca la prenda y planche en la posición más baja.

Detergentes: ¡Nunca use lejía, cápsulas para ropa o detergentes para combatir las manchas! Son muy dañinos para la seda. Utilice únicamente detergentes delicados especializados.

Lavado: Trate la seda como otras prendas delicadas - lave a mano con agua tibia o lave a máquina con agua fría en el ciclo delicado.

Secado: La seda es fuerte cuando está seca, pero débil cuando está húmeda. Secar en secadora a baja temperatura o, mejor aún, secar al aire. ¡Nunca lo retuerzas!

¿Quieres más información detallada? ¡Haga clic aquí!